Archivos de la categoría Psicología de la alimentación

Adaptar, camuflar, cambiar, evolucionar

En el post anterior les hable sobre los hongos adaptógenos que nos ayudan a adaptarnos a los cambios externos, pero creo que también es importante volvernos conscientes de adaptarnos a los cambios internos; a ejercitar nuestro temperamento para poder ser emocionalmente ágiles y flexibles.

final imp (23 de 71)

Estos días he tenido muy presente el tema del cambio ya que el viajar requiere de un gran poder adaptógeno. Por un lado están los cambios externos como la comida, las personas y el clima y por otro lado están los cambios internos que suceden independientemente a los cambios externos.

El cambio es lo más natural de nuestra naturaleza ya que somos seres emocionales y las emociones son fluidas y cambiantes. Es por esto que hay que crear espacio interior para permitir que las emociones se muevan: entren, salgan y se transformen adentro nuestro. Hay que sentirlas para luego soltarlas y darle espacio a lo siguiente, porque de lo contrario si nos quedamos aferrados a una sola manera de pensar o de sentir, perdemos nuestra habilidad de vivir cada momento con placer, espontaneidad y gracia. 

final imp (46 de 71)

No hay nada más liberador que saber que no estamos fijados a ninguna idea estática de nosotros mismos, sino que tenemos la flexibilidad interior para re-evaluar, re-dirigir, re-plantear y re-inventarnos siempre y a cada momento. Y no me refiero a re-invenciones extremas, ni a cambios radicales sino a aquellos cambios sutiles que podemos lograr en el día a día cuando por ejemplo,  nos sentimos enfadados o resentidos por algo que ha sucedido y sustituimos esos sentimientos por sus opuestos: la alegría y la gratitud. ¿Cómo? Hay que primero aceptar la reacción o emoción que se ha generado en nosotros mismos, soltarla y luego pensar lo opuesto. La flexibilidad adaptógena emocional es como un músculo que hay que ejercitar y practicar para que poco a poco se haga fuerte y se convierta en un hábito.

final imp (35 de 71)La evolución personal está muy relacionada a la flexibilidad de nuestro temperamento; en poder cambiar de un estado de ánimo a otro con facilidad sin quedarnos estancados o atrapados en ningún estado emocional en particular. Los niños son muy sabios y emocionalmente saludables en este sentido: pasan del llanto a la risa en un instante y no guardan resentimientos contra nadie ni nada; tienen una capacidad increíble para olvidar y volver al juego.

final imp (43 de 71)En la naturaleza pasa igual: nada es estático. Las plantas crecen, la hojas se caen y luego vuelven a florecer, las mareas suben y bajan, la luna se llena y desaparece, el viento sopla y las estaciones varían. Si pudiéramos fijarnos un poco más en la naturaleza cambiante del mundo natural, entenderíamos mejor nuestra propia naturaleza cambiante. Y así como nuestro temperamento, el cuerpo también pasa por cambios o mejor dicho atraviesa distintas etapas en relación a la comida. Hay que identificar y reconocer los ritmos de nuestro cuerpo-mente para apoyarnos a estar sanos y equilibrados.

final imp (42 de 71)

A continuación he definido siete etapas alimenticias:

  1. Fase de purificación: Etapa en la cual sentimos un instinto natural a deshacernos de lo extra, de lo que nos pesa. Hay unas ganas de limpiar y de renovarnos internamente. Normalmente nos provoca hacer una dieta de purificación de zumos, de comida vegetariana, vegana, o incluso dejar el cafe, el alcohol, el azúcar, y otras comidas que ya nos nos sientan bien. Es un momento de vida en el cual estamos cerrando puertas para abrir otras.
  2. Fase de construcción: Etapa en la cual nos sentimos que nuestra fuerza incrementa naturalmente. Nos provoca hacer mas ejercicio, ganar músculo y sentimos más energía. Corresponde normalmente a un momento en la vida en el cual nos sentimos grandes, expansivas, y con hambre de crecimiento. En esta etapa nos atraen comidas más densas como nueces, carnes, aceites, etc. Nuestro apetito aumenta y nuestra capacidad de comer es mayor, sin necesariamente subir de peso.
  3. Fase de mantenimiento: Etapa en la que estamos en piloto automático. Nada nos mueve ni nos cambia mucho. Estamos atentos a nuestras vidas, al trabajo, a nuestras responsabilidades de tal forma que la comida deja de tener tanta importancia. No hay nada que resolver en términos de salud y nos sentimos bien. Muchas veces no apreciamos esta etapa porque nos parece sosa, sin embargo es un buen momento para darnos cuenta que debemos relajarnos en nuestro ritmo, poner atención a las cosas que valen la pena y no preocuparnos mucho.
  4. Fase emocional: Etapa en la cual nuestras emociones dirigen todo: qué comemos, cuánto comemos, cómo comemos, y no hay manera de evitarlo. No importa cuánto intentemos convencernos de lo contrario, en esta fase nuestras emociones van a dirigir nuestras decisiones. En vez de pelearlas es necesario aceptarlas y entenderlas. Hay que mirar de dónde vienen y porqué. El apetito emocional no es algo que tenemos que eliminar, es algo que debemos entender.
  5. Fase de celebración: Es el momento de disfrutar de la vida y saborearlo todo. Queremos experimentar y probar cosas nuevas. Tenemos que apreciar este momento y no castigarnos por él. Sin miedos, hay que saber que podemos disfrutar de la comida y de la vida. Aquí se trata de confiar en nuestro cuerpo y en su capacidad de disfrutar.
  6. Fase de curación: Etapa en la que nos sentimos seducidos a seguir una dieta medicinal de curación y comer alimentos específicos que nos sanen y hagan sentirnos mejor. Es un momento en el que tomamos suplementos, hierbas, y plantas medicinales y así ponemos a la salud por encima del sabor.
  7. Fase en la que todo va: Momento en el cual todas las reglas se ponen de cabeza y hasta la naturaleza parece estar rompiendo sus propias reglas. Podemos tener antojos muy extraños o incluso comenzar con un vicio que nunca nos pareció atractivo. Nada tiene mucho sentido, y está bien: sólo hay que dejarla pasar.

Intentamos tener el control para que nada se nos vaya de las manos, para que las cosas se queden estáticas pero realmente es la naturaleza de la vida estar en constante movimiento y estado de cambio.

final imp (33 de 71)

Fotos : Cass Federy

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

¿Superfood o súper-tú?

No, yo no. Tú.

Los  superfoodssúper-alimentos que están tan de moda últimamente, son alimentos exóticos dotados con capacidades nutricionales superiores al resto gracias su contenido elevado en antioxidantes, vitaminas, minerales, ácidos grasos y fibra. El cacao y el polen por ejemplo, son considerados uno de los superalimentas más conocidos de todos y son ingredientes esenciales en la receta de Choco-Plátanos que les compartí en el post anterior.IMG_1120-4

Pero miremos este concepto de súper-alimento un poco más de cerca:

Me he dado cuenta que a las personas que les entra el bicho por los superfoods, es como si de pronto les entrara una obsesión y en su cabeza piensan : ¿Será que me tomo la espirulina, la maca, el cacao, el acaí, los goji berries o la chía primero? ¿O todos a la vez? Y así comienza una fijación con querer llenar el cuerpo sólo con alimentos que tengan la máxima potencia nutricional posible para sentirnos “saludables.” Sin embargo, hay que tener cuidado con esto ya que por algo son llamados súper:  muchos son poderosos estimulantes con cantidades concentradas de ciertos compuestos que deben tomarse en cantidades pequeñas y no a diario. Pero la mente nos traiciona a veces y pensamos: si son los mejores alimentos, entonces hemos de tomarlos mucho para estar en las mejores condiciones! Y de pronto pensamos que necesitamos de estos superfoods para tener más aguante, más energía y más vida.

Esto no sólo pasa con superfoods (digamos que los superfoods son la versión mas saludable) pero también sucede con los polvos de proteína que tomamos para estar más fuertes, con las pastillas para adelgazar, con suplementos nutricionales o estimulantes que poco a poco nos van convenciendo que necesitamos de ellos para estar bien. Lo que para unos son los superfoods, para otros son las típicas sustancias estimulantes como el café, el dulce, el alcohol o las drogas. 

IMG_1119-3Lo que quiero decir es que no importa quién seas o qué tan saludable te creas, casi todos tenemos la tendencia a sentir que necesitamos de un elemento externo a nosotros mismos para activarnos, despabilarnos y darnos la energía y el estímulo para vivir. Estamos acostumbrados a prender nuestra energía de una manera artificial que viene de una fuente externa y no de nuestra propia fuente interna; estamos acostumbrados a que nos la den y nos hemos olvidado de encontrarla nosotros mismos. Nos hemos vuelto perezosos y ya no cultivamos nuestra propia energía y alegría; en cierta manera nos hemos olvidado de cómo llegar a ella y nos hemos mal acostumbrado a necesitar de estimulantes para sentirnos despiertos, activados y en nuestro máximo potencial.

Nos hemos acostumbrado a prendernos solo después de la segunda copa, después del postre, o después del cortado de la mañana. Le hemos cedido el poder de nuestra energía vital a todas estas sustancias y poco a poco nos hemos ido disminuyendo pensando que ya no podemos estar completamente estimulados sin ellas. Esto es un grave error porque nos estamos volviendo flojos en nuestra capacidad de encender nuestra propia fuente de energía, nuestra propia alegría, nuestra propia luz y nuestra propia habilidad de estar mas despiertos. 

IMG_1050-2En esta era virtual algo parecido sucede con nuestra atención: se ha vuelto floja y ya no enfocamos el cien por ciento de nuestra atención, ya no damos todo de nosotros mismos cuando estamos con el otro, ya no prestamos todos nuestros oídos a las conversaciones en las que estamos porque estamos divididos entre el mundo virtual del móvil y el mundo real. Es decir, nuestra atención está dispersa, nuestra energía esta dispersa y nosotros mismos estamos dispersos. ¿Por que? A nivel intelectual hay mucha información que nos bombardea cada día y la mente se confunde y a nivel físico tomamos demasiados estimulantes que confunden al cuerpo. 

FullSizeRender-474

Foto : La Sanahoria, Lima Peru

Los estimulantes como el café, el azúcar, el alcohol y las drogas nos dan la ilusión de que nos están dando más energía, más vitalidad y más alegría, pero en realidad lo que hacen es agotar las reservas naturales de éstas en nuestro cuerpo. Piensa cómo te sientes un día de resaca, 5 horas después de un cafe, o 2 horas después de comer dulce; en el caso de los tres nuestra energía colapsa. Es decir, estas sustancias nos dan una energía falsa que no dura mucho sólo para después tirarnos al suelo y quitarnos todo. Es un engaño barato que dura poco.IMG_1140-2La verdad es que no necesitamos de tanto superfood, de tanto cacao, de tanto polen, de tanto chocolate, de tanto café, ni de tanto alcohol. Lo que necesitamos de verdad es recuperar y aprender a reconectar con nuestra propia fuente de energía vital. Lo que necesitamos es acordarnos de cómo acceder ese lugar  adentro nuestro que se puede prender sin necesidad de nada ni de nadie. Tenemos que recuperar nuestra habilidad de estar completamente despiertos conscientes y contentos, sin necesitar de nada; es un trabajo personal que requiere de una enorme disposición y curiosidad por conocer la fuerza que vive muy profundo en ti.

IMG_1145Es importante darnos cuenta que hemos nacido sin nada (sin chocolates, ni cafés en la mano) y que nuestro estado natural está diseñado para darnos toda la satisfacción del mundo. Tenemos una consciencia completa y totalmente evolucionada, pero el problema es que con los años nos hemos ido olvidando de ella, y la hemos ido tapando con cosas. Dentro nuestro en la parte más profunda de nuestro ser hay un pozo de energía inagotable que contiene toda la vitalidad que queremos. No la conocemos simplemente porque estamos acostumbrados a estimularnos con elementos externos que nos la agotan.

Hay que recuperar nuestra energía, nuestra alegría, y no darle todo el poder a sustancias estimulantes artificiales. Hay que recuperar nuestra confianza y la seguridad que solos y sin nada, podemos emocionarnos y  prendernos. Hay que dejar la flojera de lado y que apropiarnos de nuestra energía, conservarla y hacerla crecer para que se convierta en más alegría y  ganas de vivir.

IMG_1048-2Para lograr esto creo que es importante eliminar poco a poco las sustancias artificiales que te prenden y en vez probar tu propia fuerza. Prende música, sal a bailar, emociónate por las experiencias que prenden la llama adentro tuyo. Haz una lista de todas las cosas/ personas/ experiencias que te activan y comienza a practicarlas!

Hay un tipo de determinación y fuerza que se requiere al principio para darnos cuenta que podemos vivir nuestro máximo potencial sin la ayuda de ningún estimulante y una vez que lo conseguimos es la sensación de libertad más grande. Es por fin darnos cuenta que eres tú la magia, tú la alegría y tú la llama que ilumina tus días.

Una vez que nos empezamos a deshacer de todas las sustancias que tapan nuestra propia luz, nos daremos cuenta de toda la fuerza interna que tenemos. Pero si nunca las soltamos, entonces no las descubriremos; es así de simple.

En vez de resistir nuestro potencial latente, hay que abrirnos a él y dejar que emerja de ese lugar adentro nuestro que hemos cerrado con llave ya hace mucho tiempo.

En vez de encerrar nuestro ser esencial  para que nadie lo vea, hay que entrar, sacarlo y liberarlo. Está listo para bailar contigo y hace mucho tiempo que te espera.

Un consejo: Un ejercicio que me gusta hacer cuando como algo estimulante como un chocolate o un dulce que me encanta, es que que cuando tomo el primer bocado lo saboreo tanto que luego no tengo que comer nada más porque me imagino cómo la dulzura de ese primer bocado impregna el resto de mi cuerpo y el resto de mi día. Intento llevar la dulzura metafórica del chocolate al resto de experiencias de mi día y permito que el placer se expanda adentro mío.

Ya no es sólo se trata de comer el chocolate; es la experiencia de VIVIR el chocolate.

Pruébalo!

IMG_1054

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Una patada al hígado

Una patada al hígado suena dolorosa y lo es.

Como bien lo explica Vice Magazine en un articulo que leí, el hígado humano es un blanco muy vulnerable que ha sido durante mucho tiempo un arma en el box; básicamente un golpe en el hígado hace que el atleta colapse. No se puede controlar y simplemente se viene abajo.

También nos referimos que algo es una patada al hígado, cuando una comida nos cae muy pesada, es difícil de digerir, y mucho para el hígado tener que procesar. Y es que el hígado procesa y filtra MUCHO.

El hígado es un órgano extremadamente importante no sólo a nivel fisiológico (almacena la sangre, procesa toxinas, almacena energía y ayuda en nuestra inmunidad general), sino que también cumple un rol muy importante a nivel emocional y energético. Si bien es muy poderoso, también es muy vulnerable.

2015_11132015-243En la la Medicina Tradicional China (MCT), el hígado es un órgano esencial que controla el flujo de qi, o energía vital en el cuerpo necesaria no sólo para el movimiento y la digestión, sino también para la fluidez de las emociones (que son también una forma energía). Se le relaciona al hígado específicamente con la emoción de la ira y la rabia, lo que indica que una disfunción en el hígado (o un hígado muy cargado) crea un estancamiento de energía que produce síntomas emocionales como: la frustración, el mal humor, la ansiedad, la rabia, la ira, la depresión, el insomnio, la irritabilidad y síntomas físicos como: dolores de cabeza,espasmos musculares, distensión en el pecho, mareos, sabor amargo en la boca, falta de apetito, diarreas, nauseas, vómitos, labios morados, dolor abdominal, síndrome premenstrual y menstruación irregular. La gravedad de estos síntomas dependen de qué tan bien el hígado es capaz de hacer que la energía y la circulación fluyan equilibradamente por todo el cuerpo.

2015_11132015-86 Desde un punto de vista de nutrición, los alimentos fritos o grasosos, el alcohol, el exceso de cafeína y de lácteos perjudican al hígado, mientras que alimentos beneficiosos para este son: avena, centeno, habas, cúrcuma, anacardos (cashews, nuez de la india, marañón), calabacín, judías verdes, miel, limones, limas y aguacate. Lo que me lleva a mencionar a la cúrcuma del post anterior, que protege el hígado, estimula la desintoxicación y ayuda que mejore el metabolismo de las grasas y asimile mejor los nutrientes . Así que una manera fácil de apoyar al hígado es tomando cúrcuma en té o en la receta de la leche dorada que les compartí en el post anterior.

2015_11132015-24Es importante apoyar al hígado no sólo través de la nutrición, sino también a través de cultivar una relación sana con nuestras emociones, volviéndonos conscientes de nuestros patrones inconscientes y mecanismos de defensa. Todo está relacionado: así como un hígado cargado afecta las emociones, las emociones también pueden cargar al hígado y generar síntomas físicos. Hay que prestar mucha atención a los momentos de rabia, ira y frustración, ya que estas son las emociones que afectan al hígado directamente.

Cuando sentimos rabia o ira por alguna situación o persona que nos hace enfadar, hay que detenernos a explorar la causa real que existe debajo de la ira. Muchas veces lo que hay debajo es tristeza y una parte nuestra que ha sido herida y no sabe de qué otra manera curarse, mas que defenderse y salir a atacar. Realmente no estamos enfadados con el novio que nos engañó o con la amiga que nos hirió, sino mas bien estamos dolidos por dentro y como no le damos atención a ese dolor, entonces no tenemos mejor remedio que acudir al enfado y la venganza. Pero obviamente sabemos que así no se cura nada, especialmente porque la rabia al final es más venenosa para la persona que la siente, que para la que es atacada; es decir, es un arma que nos hiere a nosotros mismos mas que al otro.

2015_11132015-186La rabia también se crea por nuestra inhabilidad de expresar nuestra “verdad” (alguna emoción, opinión, o manera de ver las cosas) en un momento determinado; quizás pasó algo y en ese momento tuvimos el impulso de decir o hacer algo, pero no lo hicimos y no lo expresamos y entonces se nos quedó una emoción guardada que luego se convirtió en una gran frustración porque no pudimos actuar fielmente con nosotros mismos. La no-expresión crea rabia, y se vuelve una carga.

Es importante desenmascarar la rabia y la ira, y explorar el motivo real por el cual estás enfadada/o . A mi se me hace muy difícil a veces llegar a la raíz de lo que me enfada calmada y con la cabeza fría, pero creo que es fundamental hacerlo de esta manera si realmente queremos evolucionar y sanarnos. Creo que para deshacerse de algo, (en este caso deshacerse de la rabia) primero hay que tenerlo, palparlo y cogerlo, para luego poder echarlo.

Consejos para tener un hígado sano:

  1. Permiso y perdón hacia uno mismo: El primer paso es simplemente darte el permiso para sentir la rabia que esta ahí (muchas veces no la queremos sentir y solo la evitamos). El segundo es que en el caso que no hayas podido expresar “tu verdad” en un momento que sentiste que lo debías haber hecho, es fundamental perdonarte por no haber sido capaz de permitirte SER TU.
  2. Identificar que hay debajo de la rabia. ¿Es tristeza por algo que pasó? ¿O es que simplemente no pudiste expresarte de la manera que te hubiera gustado expresarte en ese momento?
  3. Profundiza y preguntare a ti mismo: ¿Cómo me siento con respecto a esta situación que ha causado que me enfade? ¿Qué siento cuando pienso en eso? La palabra clave aquí es cómo: ¿Cómo TE SIENTES? No trates de justificarlo intentando responder un porqué ni lo trates de evaluar mucho, simplemente explora como te sientes y se sincera/o contigo misma. Y si a la primera no hay una respuesta, entonces sigue preguntándotelo hasta que salga algo.
  4. Crea espacio interno .Una vez que haz identificado cómo te sientes con respecto a lo que te generó la rabia, crea espacio para todos esos sentimientos/ emociones/ sensaciones. Acéptalas, y crea espacio adentro tuyo para poder “estar” con la amargura, la tristeza y la frustración.  Mientras más espacio interno creas para lo “negativo” , también estarás creando más espacio para que lo positivo entre y te llene de más luz.
  5. Déjalo ir: Una vez que tienes todos tus motivos, opiniones y emociones en tus manos, déjalas ir: exprésalas, compártelas, o si eso ya no viene al caso, simplemente suéltalas, perdonando y diciéndote a ti mismo: estas son mis emociones, y tengo todo el derecho a sentirlas. El mantra que siempre me ayuda es: repetir en la inhalación DEJO y en la exhalación repito: IR. DEJO IR, y así respirando tranquilamente puedes ir soltando todo aquello que ya no merece estar dentro tuyo.

Hay que ser saludables desde adentro hacia fuera y mantener un hígado sano de rabia. Hay que dejar que entre las luz por las ranuras de las partes rotas imperfectas de nuestro ser.

2015_11132015-263

Fotos: Sandra Arenas

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Antes de desintoxicar el cuerpo, desintoxiquemos la mente

En el post anterior les hable sobre el carbón activado y sus propiedades absorbentes para desintoxicar el cuerpo de las toxinas de la comida procesada y del medio ambiente contaminado en el que vivimos.

final imp (1 de 20)Sin embargo, antes de hablar sobre los químicos y venenos del exterior (comida y medio ambiente) creo que es importante tomar consciencia acerca de las toxinas que contaminan nuestro ambiente interior. Con decir esto me refiero a los pensamientos negativos que circulan nuestra mente a diario como el miedo, la envidia, la culpa, la rabia, la cólera, la ansiedad y la inseguridad. Todos estos son pensamientos tóxicos que nos van deteriorando poco a poco por dentro.

Nos preocupamos por eliminar los lácteos, el azúcar o el gluten, cuando en realidad nuestra prioridad debería ser deshacernos de todos los pensamientos que realmente nos hacen daño y nos vuelven personas cerradas con miedo a abrimos a las posibilidades que nos ofrece la vida cada día.

El perfeccionismo es uno de los peores enemigos de la creatividad y del amor. La obsesión porque las cosas salgan perfectas le quita espacio a la espontaneidad y la creatividad. Querer controlarlo todo y esperar que la vida suceda de manera predecible recta y rígida va totalmente en contra de la naturaleza de las cosas. En la naturaleza todo se mueve en espirales, en curvas, todo cambia, muere y vuelve a renacer. Hay magia porque hay flexibilidad y hay cambio.

La mente es como un mono desobediente el cual tenemos que comenzar a entrenar. Tenemos que enseñarle a no pasarse el día saltando de pensamiento en pensamiento en un laberinto de pensamientos caótico sin fin. Hay que aprender a detectar los pensamientos venenosos que nos infectan la mente, para así eliminarlos.

Hoy les propongo acabar la semana tomando consciencia y reconociendo los hábitos inconscientes de nuestra mente para así detectar los momentos en los cuales nos comenzamos a desviar hacia algún pensamiento tóxico y ambiente destructivo adentro nuestro. Apenas nos demos cuenta, podemos tomar un minuto para detenernos, respirar y simplemente dejar ir el pensamiento. Al soltarlo, podemos reemplazarlo por algún pensamiento positivo de agradecimiento sobre algo en nuestras vidas que este yendo bien. La gratitud tiene un gran poder sanador.

Meditación:

Sentada recta y cómoda, cierra los ojos y respira tranquila por la nariz. En cada inhalación puedes decir DEJO y en cada exhalación puedes decir IR: “DEJO IR”. Y así continúas respirando y repitiendo “DEJO IR” para que cada pensamiento que te venga a la cabeza, lo puedas dejar ir. Y así ojalá puedas dejar ir todo lo que ya no te sirva.

No tenemos que vivir siendo víctimas ni mucho menos presos de nuestros pensamientos. Aprovechemos esta oportunidad para liberarnos este fin de semana!

Les mando un fuerte abrazo desde Brooklyn, NY .

final imp (17 de 20)

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

De lo bueno, ¿MÁS?

Mmmmmmm… que bueno está! Hay más?

Te suena esto? Cuando te sirven un plato exquisito y te entra como una especie de miedo/pánico/ansiedad de que se vaya acabar? Te salen los colmillos y no quieres que nadie se acerque y te quite la delicia que tienes en frente, especialmente si vienes con hambre.

FullSizeRender-448

Es un poco como en la vida: cuando vivimos algo muy muy lindo, hay una especie de miedo y tristeza en el fondo porque sabemos que en algún momento se acabará. Los viajes se acaban, las relaciones se acaban, los momentos mágicos se acaban; todo se acaba. Esa es la naturaleza de las cosas y el ritmo de la vida: las cosas vienen y se van, se llenan y se vacían, suben y bajan. Los opuestos son complementos; sin uno, no existe el otro.

Cuando probamos algo delicioso se nos abren los ojos y lo comemos con pasión y rapidez, deseando que no se acabe y consciente o inconscientemente queriendo pedir más. Pasa especialmente con lo que viene en porciones pequeñas como los taquitos, makis, o platillos. Esto me pasó mucho en Mexico, donde la comida es tan exquisita que no puedes parar de comerla: te sirven algo y quieres algo más, y así uno termina comiéndose todas las tostadas, los  nachos, los tacos, las quesadillas, el mole, el frijol.. y al acabar te quedan las ganas de más.. “¿Puedo ver la carta de postres por favor?” (El picante de por sí también es un estimulo que te excita a comer más).

FullSizeRender-446

FullSizeRender-450 FullSizeRender-452 Esto de querer siempre MÁS de lo bueno, (sin siquiera haber acabado lo que ya tenemos)  me hace pensar acerca de nuestra dificultad para disfrutar y saborear con detenimiento de las cosas que tenemos al frente. Creo que se nos hace difícil permitirnos gozar de verdad del proceso: de estar presentes y abiertos a lo que nos gusta y dejar que realmente penetre y nos vaya llenando poquito a poco, bocado por bocado respirando tranquilos.

Nos apurarnos sólo por tener más: no profundizamos, no saboreamos y no estamos en el momento cuando tenemos lo que más nos encanta al frente. Y así en la vida nos apuramos por tener, más éxito, más belleza, más dinero, más ropa, más zapatos, más viajes, más comida, más amor, más más más.. (no te ha pasado que cuando estas en un lugar de viaje ya estas hablando acerca del próximo viaje que harás en la siguiente vacación?) y al final no disfrutamos de lo que tenemos porque siempre queremos más. En cierto sentido creo que está relacionado con sentir que nada es suficiente, y quizás en un nivel mas profundo, con sentir que nosotros mismos no somos suficiente.

FullSizeRender-453

La manera de cómo comemos es un reflejo de la manera de cómo vivimos y cómo enfrentamos nuestra vida.

No hay que tener miedo de que lo bueno se nos vaya a escapar. 

Ahí esta la trampa: en el miedo. Tenemos miedo a disfrutar de lo que somos y de lo que tenemos. Le tenemos un miedo fuertísimo a estar presentes y a abrirnos a disfrutar de verdad. No nos han enseñado eso; nos han enseñado a siempre querer ser más de lo que somos, a mirar hacia el futuro y pensar en aquello que podríamos ser si tan sólo… bla bla bla.

Nos hemos acostumbrado a siempre evitar gozar PLENAMENTE del presente y a mirar hacia adelante pidiendo más.

Hay que estar atentos al proceso:

El problema comienza cuando no estamos atentos a los proceso de las cosas. Cuando tomamos el primer bocado y no lo saboreamos, no lo masticamos lento, no respiramos profundo y no sentimos cómo ese bocado nos va llenando lentamente el cuerpo. O cuando en la vida no nos damos el tiempo para pausar, prestar atención, gozar y profundizar en los detalles de las cosas; solo seguimos adelante y preguntamos.. hay más?

propuesta1“ No vemos lo que está en nuestro plato; lo que tenemos al frente en la vida..”

Es importante estar en los procesos de las cosas buenas, abrirnos a ellas y recibir todo lo que nos pueden dar. No hay que dejar que éstas pasen desapercibidas, y que sean una cosa MÁS de la cual queremos MÁS.Hay que regocijarnos en lo bueno; aprovecharlo porque nunca se sabe cuando llegará su opuesto.

FullSizeRender-458

Utiliza los momentos deliciosos de la vida como una recarga de batería para que te ayuden a sobrepasar los no tan buenos.

Espero que puedas saborear este post tanto como yo saboree los sabores en México.

FullSizeRender-451

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Si quieres adelgazar, tienes que aprender esto

2015_10052015-353

Nunca me han gustado los números, las cifras, ni las explicaciones muy científicas, pero creo que es importante (y es la base de todo el trabajo que hago con ustedes) que las decisiones que tomamos acerca del qué comer no sólo se basen en el placer y en los sabores, sino que ADEMÁS nos hagan un favor en nuestra vida y que la comida sirva como APOYO y aliada para llevarnos a hacia las cosas que realmente queremos lograr y ser las personas que queremos ser. Si no lo hacemos, la comida puede volverse una distracción, fijación o peor aún, un impedimento muy grande que obstruya la fluidez de nuestra vida.

El poder entender lo que sucede a nivel fisiológico en nuestro cuerpo cuando comemos nos da la seguridad y la certeza de que nuestras elecciones diarias sobre lo que comeremos estarán bien y nos ayudarán a vivir centrados, enfocados en nuestros sueños llevándolos a cabo con claridad.

2015_10052015-459Me encanta esta frase de OSHO: “Mi función es básicamente, convencerte poco a poco de que pases de la fisiología a la psicología, y de la mente al corazón. Después pasarás del corazón al ser. Desde el ser se abre la puerta al ser supremo de la existencia. Es algo indescriptible, solo se puede señalar, como un dedo que apunta a la luna.” Extraído del libro: BIENESTAR EMOCIONAL de Osho.

Es decir, lo físico está conectado con lo intelectual que está conectado con lo emocional, que está conectado con nuestro BIENESTAR TOTAL. Nada viene aislado… pero donde empieza todo? En el cuerpo, y hasta que no estemos cómodos con él y en él, (es nuestra principal herramienta física en esta vida) se nos hará difícil trascender a niveles más elevados de nuestro ser y de nuestro potencial. Piensa.. ¿cómo te afecta un día de resaca en tu habilidad para pensar, sentir y ser con claridad y felicidad?

sandraarenas1279Menciono todo esto porque una dieta no-balanceada, que produce subidas y bajones de glucosa en la sangre, hace que también se desequilibre nuestro ánimo, nuestro apetito y nuestro peso. Es decir, al final la comida acaba siendo una molestia, distracción y hasta adicción que no nos favorece en nuestro día a día. Nuestra atención NO DEBERÍA estar enfocada en lo que comemos , y la única manera de liberarnos de la preocupación/obsesión/ incertidumbre acerca de que si lo que comemos está bien o no, es entendiendo ciertas conceptos básicos de nutrición. Con esta herramienta, podremos confiar que nuestras decisiones alimenticias nos harán bien.

sandraarenas1293El concepto que les quiero compartir hoy es el del índice glucémico (IG) y su conexión con la producción de insulina y el aumento de peso. El índice glucémico de un alimento se refiere simplemente el subidón de azúcar en la sangre que nos mete cualquier alimento que comemos. Se refiere a la velocidad con que los hidratos de carbono se transforman en glucosa en la sangre. Hay carbohidratos que tienen un IG alto y otros que tienen un IG bajo.

Cuando uno come, los niveles de glucosa en la sangre aumentan y desencadenan la producción de insulina en el páncreas.  La insulina ayuda a la glucosa a entrar a las células del cuerpo y por lo tanto es una hormona muy necesaria ya que si la glucosa no puede entrar en las células, se acumula en la sangre. Sin embargo, esto también quiere decir que cuando hay mucha azúcar de golpe, también se produce mucha insulina. Todos sabemos que el azúcar engorda, pero porqué exactamente?  Es justamente por este tema de la insulina y el libro La dieta antiazúcar lo explica muy bien:

“La insulina es uno de los principales frenos para la descomposición de la grasa y de los mayores estimulantes del almacenamiento de grasa”

2015_10052015-442

Mientras más alto es el IG de un alimento, más insulina se producirá en el cuerpo al comerlo y mientras más insulina se produce, más grasa almacenaremos y por lo tanto, engordaremos. 

Los alimentos que tienen IG más bajo producen saciedad por más horas, y esto se debe a que son más complejos de digerir, pasan más horas en el estómago, y se demoran más tiempo en enviar al cerebro el mensaje para volver a comer, por lo que ayudan a controlar el apetito por más horas.

sandraarenas1290

Para reducir el consumo de azúcar, no sólo tienes que reducir los alimentos que la contienen, también hay que hacer un esfuerzo consciente para comer alimentos que ayudarán a regular los niveles de azúcar en la sangre.

¿Cómo regular los niveles de azúcar en la sangre?

  1. Hay que concentrarse en ingerir los hidratos con índice glucémico bajo. Eso hará que los niveles de insulina se mantengan bajos, ayudando a mantener así los niveles de energía durante el día, así como a quemar grasas. Puedes ingresar a esta pagina para saber el índice glucemico de cada alimento.
  2. Hay que comer los hidratos de carbono (ya sea de IG alto o bajo) junto con PROTEÍNAS y FIBRA para ayudar a mantener bajo el nivel de glucosa. Esto ayudará a volver más lento el ritmo en que se eleva el azúcar en la sangre, y hará mas lenta la digestión.
  3. Hay que consumir en lo posible verduras crudas ya que tienen un IG más bajo que las hervidas o cocinadas. Les pongo un ejemplo: La zanahoria cruda tiene un IG de 30, mientras que la cocida tiene un IG de 92. Las verduras crudas también tienen el beneficio que crean un efecto alcalinizante en el cuerpo, y contienen vitaminas, minerales y enzimas que son de fácil asimilación y absorción para el cuerpo.

LA MEJOR MANERA DE APROVECHAR TODAS LAS PROPIEDADES NUTRICIONALES DE LAS VERDURAS ES TOMÁNDOLAS EN ZUMOS O EXTRACTOS. Y LA MEJOR MANERA DE BALANCEAR LOS AZÚCARES DE UN ZUMO ES UTILIZANDO LA TÉCNICA DEL BATIDO MARMOLEADO QUE LES EXPLICARÉ A CONTINUACIÓN EN EL POST SIGUIENTE. 

2015_10052015-346

la mezcla del batido marmoleado

Lo que vendrá a continuación será LA MANERA de mezclar bien un zumo básico para que éste sea balanceado y regule los niveles de azúcar en la sangre.  Les explicaré la receta del batido marmoleado blanco y rosa en detalle para que les salga increíble en sabor y porqué hemos de MEZCLAR los alimentos dulces (por más que el dulce venga de un dulce saludable como las verduras) con proteína y fibra para poder regular el azúcar en tu sangre,  BALANCEAR y ADELGAZAR.

 

2015_10052015-475

 

Fotos por: Sandra Arenas

Camisa Rosada de Shumaq

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Que no te coma el ruido. Cómetelo en silencio.

NYC will eat you if you let it! –Todos los que vivimos en ciudades grandes estamos acostumbrados a trabajar, dormir, caminar, comer… vivir con ruido, al punto que ya ni nos damos cuenta que el ruido esta ahí. El ambiente urbano es un constante asalto a nuestra atención y todo compite por ella pero nada acaba captándola del todo.

WILL EAT YOUNos hemos acostumbrado al ruido de los coches, de las motos, de las maquinas, de la gente, de las conversaciones, de la publicidad y y más que nada nos hemos acostumbrado al ruido de la neurosis colectiva de las mentes que se contagian entre sí cada día.

El ruido nos ha ido volviendo cada vez más insensibles al mundo y a nosotros mismos. Hemos ido desarrollando una piel gruesa que ya no deja pasar nada; ya no vemos nada, no sentimos nada y no detectamos nada.. nos hemos vuelto medio zombies.

Estamos viviendo un momento en la historia en el que la información es muy barata y a consecuencia de esto nuestra atención se ha vuelto cara, como bien dice Jason Silva.

FullSizeRender-383Atontados por el ruido,hacemos sin hacer, comemos sin comer y vivimos sin vivir.

¿Pero cómo vivir realmente tranquilos y en paz en un mundo que constantemente nos inunda el cuerpo y la mente con información innecesaria?

¿Cómo volver nuestra atención sagrada nuevamente? ¿Cómo dirigirla?

La única manera de enfocar nuestra atención es  invitándola a un ambiente en el cual se puedan relajar los sentidos, para luego enfocar. Somos nosotros los que tenemos que crear ese ambiente óptimo y de alguna manera “curar” nuestra vida para que nuestro ambiente externo afecte de manera positiva a nuestro ambiente interno.

El entorno ideal para la atención consciente es el silencio.

Les propongo comer solos y en silencio. Es decir, aprovechar el acto de comer como una oportunidad para estar en silencio cara a cara con su plato y con ustedes mismos.

FullSizeRender-387El acto de comer en realidad es algo muy íntimo: para muchos comer es la manera de procesar emociones (tristeza, rabia, angustia, o ansiedad) que de otra manera no sabríamos como manejar. La comida tiene el poder de entrar en nosotros para calmarnos y consolarnos. Por otro lado, muchos también temen comer solos; se sienten incómodos y prefieren comer rápido o distraerse con el móvil  para que se pase rápida la experiencia de comer y no sentirla.  Hoy por ejemplo me fui a comer sola y en silencio a la terraza del Soho House de Nueva York y me di cuenta que nadie alrededor mío estaba comiendo solo. Todo el mundo comía hablando de Fashion Week, negociando (es un buen spot para almuerzos de negocios), chismeando, mirando el móvil, hablando de ésta o de él… etc.

Aprovechemos el silencio a la hora de comer para conversar cara a cara con nosotros mismos

Comer en silencio te hace ver las cosas con más claridad; todo se resalta, se vuelve mas nítido, se satura, los sabores se intensifican, y tu voz interior comienza a hablar, y si tienes suerte la comienzas a escuchar.

FullSizeRender-390El silencio crea más espacio interno para estar mas cómodos y contentos con nosotros mismos. El silencio te da la sensación que te expandes y que tu consciencia crece, porque estas contigo.

Les propongo comer en silencio al menos una vez a la semana para así darnos cuenta que podemos transformar lo ordinario en extraordinario.

La paz, la luz, el amor y la claridad se encuentran en el silencio. Hay que buscarlo y expandirnos en él.

FullSizeRender-391

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

La balanza o el balance?

Las mujeres tienen una fijación con la balanza y se olvidan del balance.

Traigo el tema porque ayer, de los miles de deliciosos lugares para ir a cenar en Lima, caí en el Restaurante La Balanza.FullSizeRender-359

Me encantó que tuviera una balanza afuera y que luego la comida tan deliciosa adentro te hiciera olvidarte de ella; olvidarte de esta fijación constante que tienen muchas mujeres, con la balanza, con el pesarse, con compararse y sentirse menos. 

Apenas entré pensé: qué bien… esta balanza sirve como metáfora del balance y es un recordatorio del equilibrio en la alimentación y en la vida. Qué bueno porque a menudo confundimos las cosas, como el famoso dicho dice:

El sabio señala la luna y el necio mira el dedo.

¡No te concentres en el dedo! o te perderás la inmensidad del los cielos.

Así mismo en el mundo del bienestar y la salud, hemos confundido el mensaje del balance con la balanza. En el gimnasio los personal trainers y los nutricionistas te dicen que te peses, pero ¿qué es lo que realmente traen los números de la balanza? Ansiedad, angustia, competencia, comparación.. y poco a poco sin darnos cuenta se va volviendo un ser con mucho poder que determina nuestro estado de ánimo.

La balanza es un instrumento que fue creado inicialmente para medir la masa de alimentos, para vender a granel, hacer trueque y crear recetas; NO para pesarse uno, y medir qué tan bien (o mal) estamos, para torturarnos y hacernos sentir menos. Hay que continuar usando la balanza como antes: para pesar alimentos y para crear recetas deliciosas que deleiten nuestros paladares; no para pesarnos como un pedazo de carne que se vende a granel . Somos un poco más que eso… no creen?

Este restaurante, en mi opinión, tiene el balance perfecto. Tienen opciones veganas, vegetarianas y platos sin gluten, así como también tienen carne, pescado, mariscos, pollo, cordero, pato, platos que contienen GLUTEN y leche. Sé que le compran a proveedores de calidad y principalmente orgánicos ya que le compran el yogurt, la mantequilla, y el queso a Huampani Chacra Orgánica, que es la huerta de mi mismísima madre en Lima. Yo probé y me encantó:

  • La falsa burrata: Mozarella rellena de pesto con gomasio, flores, y una ensalada verde deliciosa
  • Ensalada LBZ : verdes organicos, trucha ahumada artesanal, palta, choclo bb, aceituna deshidratada y vinagreta de eneldo-limon.
  • Conchas XL de Abanico a la parrilla: con pesto de ciruelas, salsa de cebollas caramelizadas y berros

FullSizeRender-369FullSizeRender (8)

FullSizeRender-374De fondo:

  • Los GNOCCHIS DE BETERRAGA con salsa de extracto de betarraga (en vez de bechamel), queso azul, y verduras cortadas finitas como transparencias.
  • ZUCCHINI HECHO SPAGHETTI A LA CARBONARA

FullSizeRender-378FullSizeRender-371

FullSizeRender-361De postre:

  • Carrot Cake: con manjar de coco y sal de Maras, sorbete de plátano, almendras acarameladas, y reducción de zanahorias.

FullSizeRender-363Lo recomiendo…y a todas las mujeres de Lima les digo: suelten la balanza,y vayan a comer a  la balanza!

FullSizeRender-364

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

La Vitamina P (de placer) para acelerar el metabolismo

¿Te ha pasado que por más que hayas comido bastante, sigues con hambre y que después de terminar el plato tu estomago se siente lleno pero tu boca aún pide más?

La respuesta a este fenómeno está en la respuesta digestiva de la fase cefálica, que es la fase mental de la digestión y ocurre incluso antes que los alimentos entren al estómago. Es la fase que involucra la preparación del organismo para el consumo y la digestión. Cuando comemos el cerebro tiene que experimentar sabor, placer, aroma y satisfacción para poder evaluar adecuadamente la comida ingerida y catalizar al máximo la eficiencia de la fuerza digestiva. Es decir, esta fase es todo un requisito nutricional. Cuando comemos demasiado rápido, estresados, pensando en otra cosa, y no llegamos a percatarnos de lo que estamos comiendo, el cerebro interpreta esta experiencia soslayada como hambre. El cerebro dice: no recuerdo haber comido nada, no sentí ninguna satisfacción, entonces tengo hambre. Asi que, vamos por más comida!

FullSizeRender-332Las personas que se quejan y dicen que siempre comen demás, no es que tengan un problema de “overeating” como decimos en América, sino que en realidad  no comen cuando comen. Es decir, no le prestan atención a sus comidas, por lo que no logran satisfacer el requisito esencial de la respuesta digestiva de la fase cefálica (el placer), y al acabar con el plato siguen deseando más comida por más que el estomago esté lleno.

No hay que confundirlo; esto no tiene nada que ver con falta de voluntad. Tiene que ver con el hecho de comer muy rápido y sin conciencia, lo que hace que el ACTO DE COMER pase desapercibido para el cerebro, y éste acabe pidiendo más.

Mientras menos atención prestemos al comer, más necesitaremos comer.

La solución: Hay que darle a nuestro cuerpo lo que necesita: una experiencia de comer con tiempo, mucha atención, conciencia y placer.

Hay que acordarnos de tomar la VITAMINA P DE PLACER  a la hora de comer.

El placer cataliza una respuesta de relajación en el cuerpo la cual tiene un impacto en nuestro metabolismo muy fuerte. El cerebro entra en dominio del sistema nervioso parasimpático, que es el estado ideal para la buena digestión, la asimilación de nutrientes y para que el metabolismo funcione bien y puedas quemar grasas de manera eficiente.

FullSizeRender-324Cuando uno esta estresado, ansioso o con miedo a la hora de comer (miedo a engordar), el cuepro entra en una especie de estado de emergencia en el cual no puede digerir, asimilar ni metabolizar adecuadamente. Piénsalo: si estas en estrés (y en términos más primitivos el león está corriendo detrás tuyo) toda la energía y la sangre se va a tus extremidades para atacar y defender. En cambio, si uno está relajado, con la guardia abajo y disfrutando de la comida, entonces toda la sangre se concentra en el sistema digestivo y puedes digerir con mayor potencia.

Comer con placer

Esto los italianos lo saben hacer muy bien, y es por esto que comen todo lo que les encanta, en cantidades razonables y sin engordar:  antipasti (entrada), primo (primer plato) y scondí (segundo). En Capri alquilamos una casita en Airbnb y la dueña y su marido nos hicieron esta comida que era:

  • Antipasti: salmonete (un pescado pequeño de roca muy sabroso)
  • Primero: Pasta con pulpo hecho con unas hierbitas y sal del lugar
  • Segundo: Atún a la parrilla

FullSizeRender-322

FullSizeRender-327

FullSizeRender-326

El estrés nos desensibiliza del placer. Si uno está relajado y recibe satisfacción y placer de la comida, el  cuerpo puede digerir con potencia y el cerebro NO exigirá más comida , por lo que podrás comer lo que más te gusta sin miedo a comer demás y por lo tanto sin riesgo a engordar.

Acuérdense: el cerebro se nutre del ACTO DE COMER, y no SÓLO DE LA COMIDA.

FullSizeRender-328Para que nuestro metabolismo actúe con potencia y nuestra digestión este a nuestro favor, hay que:

  • Comer más lento
  • Sentir placer al comer
  • Comer alimentos que nos gusten
  • Respirar profundamente mientras comemos haciendo pausas para que el cerebro se nutra del acto de comer.
  • Comer en lugares que nos den tranquilidad

FullSizeRender-330

Y lo más importante: después de comer hay que olvidarnos de la comida y salir a disfrutar del día. Se piensa en la comida cuando se come y después hay que dejarla ir y vivir. Hay que nutrirnos de la vida.

FullSizeRender-333 FullSizeRender-334

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Lo bueno está en las malas hierbas (y en comer con la mano)

Y en comer con la mano. Así es: comer con la mano hace que el cerebro de la señal al estómago que estamos comiendo. Esto hace que el estomago y el resto del sistema digestivo se prepare para digeririr y absorber nutrientes de manera más efectiva. El tacto es uno de los sentidos más fuertes y más usados del cuerpo, entonces cuando tocamos la comida con las manos, el cuerpo se activa y está más apto para recibirla digerirla y metabolizar mejor que si la comiéramos con el tenedor.

Aparte de tener la suerte de comer con la mano, mi viaje por Italia me ha dejado salivando por todo lados, en particular en Florencia en un restaurante que me impresionó mucho.

FullSizeRender-311Pedí una ensalada y me la sirvieron así:  un huerto en miniatura en el cual un lado eran hojas verdes y verduras crudas, y en el otro eran verduras cocidas como maíz, zanahoria, hongos, espárragos y papa. Pero había una verdura en especial que llamó mucho mi atención porque tenia como unos cristales en su superficie que brillaban y cuando la probé era deliciosa, salada y refrescante. Rápidamente me enteré que era verdolaga, una verdura que comía de chica en Perú.

FullSizeRender-314Esta hierba, considerada una MALA HIERBA porque crece en todos lados y se multiplica y ramifica fácilmente, es una de las verduras más nutritivas que hay. No es por gusto que sea tan linda y brillante!

  • Es muy alta en Omega-3, una taza de verdolaga puede contener hasta 400 mg de Omega-3 así que es una muy buena alternativa para los vegetarianos que no comen pescado.
  • Es muy rica en Vitaminas B y C
  • También es alta en Vitamina A: tiene 7 veces más betacaroteno que la zanahoria.
  • Muy rica en potasio (más que la espinaca), calcio, y magnesio
  • Contiene antioxidantes importantes
  • Es depurativa y diurética.

FullSizeRender-317En vez de venir en una ensalada (que es la forma como siempre he comido la verdolaga) todos los vegetales venían puestos sobre una cama de germinados con tres salsas para elegir. De esta manera uno puede coger la verdura con la mano, ponerle la salsa que quiera (o las 3) y a la boca.

Una salsa era mayonesa casera con eneldo, otra era miel de abejas y la otra era aceite de oliva con limón.

FullSizeRender-315Las 3 salsas eran la combinación perfecta de dulce, salado, grasa y ácido para acompañar las hojas y las verduras.

Pero volviendo a esta verdura con cristales mágicos, la verdolaga, les cuento sobre unos cuantos beneficios más:

  • Es muy buena contra la fiebre, la bronquitis, la cistitis y la inflamación
  • Calma los nervios
  • Es muy refrescante y calma la sed ya que el 95% de su peso es agua.

Tiene un sabor muy gustoso y ligeramente salado.

FullSizeRender-313Así que disfruta de esta hierba cruda en la ensalada, cocida con otras verduras verdes o en sopas!

Haciendo un poco de investigación sobre la verdolaga, también me he enterado que hecha como infusión sirve como un excelente desinfectante, muy útil para aliviar inflamaciones y enrojecimientos de la piel. Cómo hacerlo: Reposar por 10 minutos 100 gramos de verdolaga en un litro de agua hirviendo. Dejar que se enfríe y aplicar sobre la piel.

Pero más importante que nada:  hay que comenzar a comer la ensalada con los dedos!

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest